Imprimir la información de la página

Mantén la diabetes controlada

 
La diabetes es una grave enfermedad crónica que se desencadena cuando el páncreas no produce suficiente insulina (hormona que regula el nivel de azúcar o glucosa en la sangre), o cuando el organismo no puede utilizar con eficacia la insulina que produce. El efecto de la diabetes no controlada es la hiperglucemia (aumento del azúcar en la sangre), que con el tiempo daña gravemente muchos órganos y sistemas, especialmente los nervios y los vasos sanguíneos, según lo define la Organización Mundial de la Salud - OMS.
 
 


¿Por qué es importante cuidar de la diabetes?

Si se cuida y se controla bien la diabetes, puedes tener calidad de vida hoy y en el futuro. Cuando el nivel de azúcar en la sangre está casi en el nivel normal, es probable que:
  • Tengas más energía, te sientas menos cansado y con menos sed
  • Orines con menos frecuencia

  • Si presentas una herida, es más factible que esta sane mejor, rápido y sin complicaciones.

  • Tienes menos infecciones en la piel o en la vejiga

 

Con una diabetes no controlada tendrás probabilidad de sufrir problemas de salud como:
  • Un ataque al corazón o al cerebro

  • Enfermedades de los ojos que puedan comprometer la visión

  • Daño a los nervios que haga que las manos y los pies te duelan o se sientan adormecidos o con hormigueo

  • Problemas de los riñones que pueden hacer que te dejen de funcionar y llegar a diálisis

  • Problemas con los dientes y las encías
     



Medidas que puedes tener en cuenta:
  • Tomarse los exámenes de laboratorio de control, y asistir a tus citas médicas cada 3 meses, combinando con hábitos de vida saludable

  • Tener una alimentación balanceada (no grasas, no harinas y no azúcar)

  • No consumir licor y no fumar

  • Realizar actividad física mínimo 45 minutos tres veces por semana

 
 

Comparte esta publicación