Imprimir la información de la página

Cáncer infantil
Segunda causa de muerte en niños entre los 2 y 15 años

El mundo aún no conoce qué causa el cáncer en los niños.
El 15 de febrero se celebra el Día Internacional de la Lucha Contra el Cáncer Infantil, considerándose esta enfermedad como la segunda causa de muerte en los niños mayores de un año de edad después de los accidentes; y aunque las cifras de mortalidad están en descenso y la expectativa de vida es cada vez mayor, llama la atención la cantidad de casos que aumenta en el mundo como lo registra la Organización Panamericana de Salud OPS informando que anualmente se registran 12,45 casos por cada 100 mil niños menores de 15 años.
 
Según el Instituto Nacional de Salud, en su informe de cáncer infantil en 2014, Colombia junto a Ecuador reportan 6 casos nuevos por cada 100 mil habitantes niños y 5,6 casos en 100 mil habitantes niñas menores de 15 años. Sin embargo, la tasa de mortalidad en las últimas 3 décadas ha disminuido más de la mitad, siendo en 2008 de 2,1 niños (as) por cada 100 mil habitantes.

El cáncer infantil no es prevenible debido a su alta relación genética. Sus causas aún no son científicamente descritas y probadas, pero sí es posible que tanto los médicos como padres estén atentos a algunos síntomas que alertan sobre la necesidad de mayores y mejores esfuerzos diagnósticos para identificar esta enfermedad a tiempo. Algunos de ellos son normalmente asociados a enfermedades comunes y relacionadas con la etapa infantil, sin embargo sus reincidencias deberán ser evaluadas de manera profunda.
 
Algunos de los principales síntomas son:
 Fiebre sin causa evidente.  Dolor en los huesos.
 Ganglios linfáticos inflamados.  Sangrado.
 Infecciones frecuentes.  Anemia.
 Ictericia (color amarillo en la piel).  Disminución en el peso.
 Puntos rojos en la piel.  Dolores de cabeza.
 Moretones en diferentes partes del cuerpo.

“Si bien es cierto que hay una predisposición genética a padecer esta clase de enfermedad, existen factores que influyen en la expresión de dichos genes, por ejemplo: Deficiencias nutricionales, excesos de alimentos acidificantes (azúcares, harinas refinadas, carnes rojas, café, exceso de sal, entre otros); los tóxicos alimentarios (aditivos, colorantes y conservantes), la exposición a tóxicos ambientales, el tabaco, la contaminación electromagnética, algunas enfermedades víricas, bacterianas o por hongos pueden en algunos niños susceptibles, estar detrás del desarrollo de un cáncer e incluso los factores emocionales” afirma el doctor Carlos Alberto Daza, Gestor Nacional de Riesgo en Salud de Coomeva EPS.
 
En la población infantil el cáncer que más se presenta es la Leucemia Linfoide Aguda (LLA); seguido de los linfomas (sistema inmunitario) y los tumores en el sistema nervioso central (tejidos del cerebro y medula espinal). El tratamiento indicado para un niño(a) con diagnóstico de cáncer puede considerar una cirugía pero en aquellos casos donde las células anormales no se hayan dispersado aún a otros tejidos; también se puede administrar quimioterapia por vía oral o intravenosa y la radioterapia en pacientes mayores a 3 años.

El cáncer en nuestro país tiene un componente psico-social muy importante en la atención médica integral de todo paciente y sus familiares, pues se debe incluir acompañamiento psicológico que permita mejor adherencia al tratamiento médico, para disminuir posibilidades de abandono y manejo de la actitud positiva como complemento fundamental al tratamiento farmacológico aplicado.
 

¡Ten en cuenta esta información y cuida la salud de tus hijos!

Comparte esta publicación