Imprimir la información de la página

Proteger la Lactancia Materna: Una Responsabilidad Compartida

 


Lo que debes saber sobre lactancia materna




La lactancia materna es el proceso por el que la madre alimenta a su hijo recién nacido a través de sus senos, que segregan leche inmediatamente después del parto, que debería ser el principal alimento del bebé al menos hasta los dos años.

 Es el primer alimento natural de los niños y niñas.

• Proporciona toda la energía y los nutrientes que necesitan durante sus primeros meses de vida. 

• Es el alimento exclusivo para el bebé hasta los seis meses de edad. 

• Es la alimentación complementaria hasta los dos años.

• Promueve el desarrollo sensorial y cognitivo.

• Protege al bebé de enfermedades infecciosas y crónicas. 

• Contribuye a la salud y el bienestar de la madre.

• Disminuye el riesgo de cáncer ovárico y mamario.

 


Beneficios de la leche materna




Para el bebé: 
Proporciona todo lo que él necesita para crecer y desarrollarse adecuadamente. Además lo protege de infecciones y enfermedades como: gripas, asma, neumonía, otitis, alergia, diarrea, desnutrición, sobrepeso, obesidad y diabetes.

Para la madre:
Las mujeres que amamantan pierden rápidamente el peso ganado durante la gestación y es menos probable que padezcan de anemia después del parto. Tienen menos riesgo de hipertensión, depresión postparto, osteoporosis, cáncer de mama y de ovario, especialmente en lactancia materna prolongada.

Para la sociedad:
Contribuye al desarrollo de los países, pues ayuda a disminuir costos para atender enfermedades como diabetes, cáncer, hipertensión, entre otras.
 
Además, la lactancia materna ayuda en el cuidado del medio ambiente, pues no produce desechos al evitar el uso de materiales contaminantes para publicidad, envasado y transporte.
 
 
 

Importancia de la postura para amamantar
Una postura cómoda permite amamantar sin dolor. Recuerda que debe ser placentero para ambos.

 La madre

  • Sostener al bebé cómodamente.

  • La forma más fácil de aprender es sentada.

  • Lo ideal es hacerlo con una silla baja o utilizar un banquito como reposapiés para que los muslos no estén orientados hacia abajo.

  • Puede ser útil colocar una almohada o un cojín para acercar al bebé y tenerlo bien apoyado frente al pecho, sin tener que cargar con todo su peso durante la toma.


El bebé
  • Debe estar cómodo sin tener que esforzarse para llegar al pecho. Todo su cuerpo tiene que estar casi en línea recta. Si la cabeza está flexionada hacia adelante, no podrá tragar.

  • Es conveniente que esté ligeramente inclinado hacia atrás, de forma que su barbilla presione el pecho de la madre.

  • La boca debe quedar a la altura del pecho para que no tenga que tirar de él hacia abajo o hacia un lado.

  • El mentón y la nariz del bebé deben estar pegados al pecho de la madre.

  • El bebé debe tener el pezón y gran parte de la areola dentro de la boca. Debe verse más areola por arriba que por abajo.

  • Los labios del bebé tienen que estar evertidos, es decir, para afuera de la boca, en especial el labio inferior. 

 


Preparación para la extracción de la leche materna



Realiza un correcto lavado de manos. 

Busca un ambiente privado y tranquilo. 

Ten a la mano un recipiente de plástico limpio y con tapa. 

Limpia la areola y pezón con agua tibia y un paño.

Realiza ejercicios de respiración profunda antes de iniciar la extracción.


¿Cómo hacerlo? 
 
Comienza por la parte superior utilizando movimientos circulares con los dedos para estimular todas las partes del seno, esto ayudará a que baje la leche.
 

 

Cantidad de leche materna que necesita el bebé diariamente



La siguiente tabla, recomendada por la Organización Mundial de la Salud, ayuda a calcular el número de tomas y la cantidad de leche materna a suministrar diariamente al bebé según edad, expresada en Onzas (1 onza= 30 mililitros) y mililitros:

Cantidad aproximada de leche materna que se necesita para la alimentación diaria:

Edad del bebé

N° de tomas por día

Cantidad de leche por toma

Total de leche por día

Onzas

ml.

Onzas

ml.

Hasta el 1er. mes

8

2

60

16

480

1 a 2 meses

7

3

90

21

630

2 a 4 meses

6

4

120

24

720

4 a 6 meses

6

5

150

30

900

Fuente: Consejería Alimentación del Lactante y del Niño Pequeño, OMS/07.

 

 

Conservación de la leche materna


 

A temperatura ambiente: Hasta por 4 horas, dentro de un recipiente tapado, con agua a un nivel que no cubra totalmente el frasco, en un lugar fresco y protegido de la luz.

Refrigeración: En la nevera colocar el frasco bien tapado y rotulado durante 12 horas.

Congelación: Hasta por 15 días.
 
Se recomienda no colocar los frascos en la pared de la nevera y no abrirlos a cada momento, esto evitará cambios de temperatura y que la leche materna se contamine y descomponga.
 
Fuente: Minsalud y OMS. 

 

Comparte esta publicación